Movilidad urbana-digital

El arquitecto Jean Nouvel define a las ciudades como el lugar de la concreción de las relaciones humanas, el de los encuentros y los intercambios. Así, una de las características principales es la de estar en continuo movimiento. Estudiar, trabajar, pasear, comprar, manifestarse, comer, encontrarse con otros implica trasladarse de un punto a otro, moverse. Y el modo en que nos movemos a lo largo y a lo ancho habla de la ciudad y habla de nosotros (quienes habitamos la ciudad). Vivimos en un contexto de exponencial digitalización de nuestras vidas, donde prácticamente todo lo que hacemos tiene una huella digital, un dato. Esta tendencia está siendo acompañada de una creciente disponibilidad de datos, tanto desde gobiernos como de empresas. Hoy estamos inundados de datos que hacen que nuestra capacidad para analizar, entender y comprender nuestra vida en las ciudades sea increiblemente enorme.

Un sistema, millones de viajes

Uno de los datos más valiosos, y codiciados, para analizar la dinámica de movilidad urbana son los que surgen del uso del sistema SUBE. ¿Quién no se toma el bondi, tren o subte en su día a día? Millones y millones de huellas digitales que hablan sobre nuestro modo de movernos por la ciudad. Para el Hackaton de Datos Urbanos organizado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Nación Servicios (operador de SUBE) liberó un dataset que contiene transacciones SUBE promedio por hora, modo y día a nivel radio censal. Wow!